* EL HOMBRE DEL DESAGÜE (por Tyndalos)

iempre le veo allí, a través del desagüe. Me mira fijamente, con unos ojos que parecen de cristal. Su boca no muestra nada, la más mínima señal de emoción. Es horrible su rictus. Sobrecoge pensar que no siente nada, que no hace nunca nada, nada salvo mirarme a través del desagüe. Pretende espiar mis movimientos, pero él solo puede ver que me cepillo los dientes, que me lavo la cara, que escupo sobre el agujero a la par que cae el chorro de agua de un grifo viejo y ruidoso. Estoy ya muy acostumbrado a verle siempre allí, debajo del tubo, mirándome, agazapado.

Pero un día comencé a notar extraños ruidos. Ruidos de tuberías. También los ladrillos crujían. Parecía como si hicieran obras en el piso de al lado… Pero no. Era el individuo del desagüe que había comenzado a moverse. Como un feto que busca con afán la salida al túnel materno, el hombre del lavabo ya sacaba su mano por el agujero y agitaba nerviosamente sus dedos palpando el grifo y mi cepillo de dientes. Y después, tras un crujido inconcebible, asomaban dos grandes ojos en medio de un cráneo sanguinolento, plagado de incrustaciones de loza rota en toda la cara, y en medio, unos ojos inyectados en odio y poseídos por la locura.

Le hablé: qué quería. Qué podía hacer para ayudarle. Por qué yo y solamente, precisamente, yo. No hubo respuesta. Había decidido ese alojamiento y nada más, así vivía, reptando entre tuberías, galerías, cloacas, solamente para darme muerte. Su cuerpo, extrañamente susceptible de contracción y capacidad reptante, vino a mi casa y esperó el momento de atacar. ¡Cuántas veces podría haberle orinado encima! ¡Cuántas ocasiones perdidas para haberle echado un ácido corrosivo a través del desagüe!

 

                                               ***                  ***                  ***

Ahora ya esta fuera y me va a asesinar…o llevarme consigo al sórdido mundo cilíndrico, hecho de plomo, aguas sucias y cañerías rotas. Las dos posibilidades me vuelven loco…

 

Tyndalos

COMENTARIOS:

Comentarios: 0